En la actualidad se vive en un ruidoso mundo digital y en constante crecimiento. Gracias a las redes sociales y al aumento de la publicidad en línea, la atención del mercado objetivo es cada vez menor.

Con el panorama cambiando rápidamente, muchas empresas se quedan desconcertadas y continúan luchando para adaptarse a los cambios y obtener resultados a través de la publicidad en línea que están realizando.

Estas son tres de las razones más comunes por las cuales es muy probable que el trabajo de mercadeo que realizas no está produciendo el resultado que buscas.

  1. No estás eligiendo las oportunidades correctas

Existen miles de oportunidades de publicidad en el mercado; cada sitio web ofrece la oportunidad de anunciar con ellos. La pregunta es: ¿Cuáles oportunidades para presentar tu mensaje son las adecuadas para ti y tu empresa?

Muchas empresas sienten que necesitan estar en todas partes para producir resultados significativos. Lanzan una amplia red y creen que están haciendo un buen trabajo.

Estar en todas partes y tratar de ser todo para todos no es inteligente y puede llevar a una reducción drástica en los resultados, sin mencionar el desperdicio del costoso presupuesto publicitario.

Revisa bien quienes son tus clientes ideales y reduce la inversión publicitaria solo a aquellas áreas donde se encuentra la mayoría de tus clientes. ¿Dónde pasan el rato? Para identificar realmente quién es tu público objetivo, debes crear un perfil.

“Si no sabes quién es tu audiencia, aquella a la que debes dirigir todos tus esfuerzos y recursos de marketing, tu estrategia de Marketing no funcionará.” (https://gananci.com/8-reglas-para-triunfar-con-tu-estrategia-de-inbound-marketing/)

Aprovecha tus análisis para determinar un grupo demográfico, usa pruebas divididas para descubrir con qué tipo de mensaje se identifica más tu audiencia, y aprovecha las herramientas de espionaje de tráfico, junto con la información del público de Facebook, para identificar y crear el perfil.

Es de vital importancia que sepas quiénes son tus audiencias, cuáles son sus puntos débiles y dónde se encuentran en línea para garantizar que tu mensaje de marketing tenga la máxima efectividad.

  1. Atribuyendo tu éxito de tráfico a varias fuentes

Una gran área de batalla, lo creas o no, es rastrear o encontrar qué anuncios, palabras clave, páginas de destino, páginas de ventas adicionales, etc., generan la mayoría de los resultados.

Muchos vendedores luchan con esto debido al hecho de que simplemente existen demasiadas opciones. Es difícil rastrear y optimizar cuando trabajas en un entorno de marketing omnicanal.

Para realizar un seguimiento eficaz, debes asegurarte de utilizar los objetivos de análisis adecuados, aprovechar los enlaces de seguimiento UTM (Urchin Tracking Mode) y pasar toda esa información a tu CRM (Customer Relationship Managment).

No hacer un seguimiento de manera efectiva puede significar una muerte segura para la empresa. Sin seguimiento, no puedes conocer las métricas que impulsan tu negocio, como el valor promedio de los pedidos, las ganancias por clic y el costo por clic. Sin estas medidas, seguramente perderás dinero y posiblemente desperdicies más en esfuerzos publicitarios ineficaces.

Una vez que conozcas estas métricas básicas, puedes aplicar la regla 80/20 cortando el 80% de los esfuerzos que no producen resultados máximos, como palabras clave o conjuntos de anuncios que no están produciendo.

Demasiadas compañías siguen insistiendo incluso cuando los resultados simplemente no existen para ciertas campañas. Ahora que has reducido tu objetivo y conoce tus números, es hora de agregar el combustible al cohete.

  1. Optimización de la conversión

La optimización de la conversión es la parte del pastel de marketing que más se pasa por alto, y las empresas que no lo hacen están dejando una tonelada de dinero sobre la mesa. Muchas empresas saben que deberían dividir las pruebas y la optimización, pero simplemente no saben por dónde empezar o no tienen los recursos para hacerlo efectivamente.

Están demasiado enfocados en simplemente dirigir más ojos hacia la la oferta que pasan por alto el área de oportunidad más grande: la forma de optimizar lo que están haciendo actualmente para obtener un resultado multiplicado.

La optimización permite no solo generar mejores resultados sino también descubrir el potencial oculto de ganancias y obtener más información acerca de tu mercado objetivo para que puedas entregar de una mejor forma tu producto o servicio.

La optimización estratégica es la única forma de medir la efectividad de ciertos elementos de las campañas de marketing para producir más leads y ventas. Si no estás haciendo esto, es posible garantizar que estás perdiendo dinero.

Para asegurarte de que estás optimizando efectivamente, debes crear una razón por la cual estás probando ciertos elementos creando una hipótesis de prueba. Luego construye sobre ese conjunto de hipótesis siguiendo un plan de prueba.

Si realizas pruebas a elementos aleatorios estas no te ayudarán a largo plazo y no aprenderás y comprenderás realmente los comportamientos de tu público.

.

Edith Gómez

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben