Al hablar de la red social más grande y exitosa del mundo: ¿qué es lo primero que se viene a tu mente? Quizá conectarte con personas que por alguna razón ya no están tan cerca de ti, entretenimiento garantizado a través de todas las imágenes y videos gratuitos que se publican. Puede ser que pienses en conocer personas a través de la plataforma, compartir fotos con tus amigos, organizar eventos, etc. Todo esto es válido, pero algo que no siempre tomamos en cuenta es que Facebook también puede usarse para ganar dinero.

Y es que, ¿qué mejor manera de ganar dinero que en una plataforma donde tantas personas pasan gran parte de su día? Hay muchas formas diferentes que las personas están utilizando para monetizar el tiempo invertido en Facebook. Algunos lo hacen con juegos, otros la usan porque es su plataforma predilecta para generar nuevos clientes gracias a su publicidad (según Gananci) y otro buen número de usuarios utiliza el Marketplace para promocionar sus productos y/o servicios.

Si no sabes de qué se trata el Marketplace de Facebook te has estado perdiendo de mucho, pero no tienes de qué preocuparte ya que no es demasiado tarde para disfrutar de sus beneficios. El Marketplace de Facebook es una función creada por la plataforma donde las personas pueden hacer compra y venta de diversos ítems usando una interfaz sencilla, útil y amigable.

Si antes de hoy no habías utilizado esta importante herramienta -de las más utilizadas- de Facebook, mira a continuación algunas de las razones más importantes por las cuales no estaría de más que le eches un vistazo:

1.- Se ingresa fácilmente: no necesitas descargar ningún programa o hacer algo diferente a lo que siempre haces cuando estás en Facebook. Para empezar a utilizarla es muy sencillo, solo debes acceder al sitio web o la aplicación de Facebook en tu dispositivo móvil, buscar el ícono de Marketplace (está identificado como un pequeño puesto de mercado). Al hacer clic en él o tocarlo, accederás a una pestaña totalmente diferente donde podrás ver los productos y servicios que las personas a tu alrededor ofrecen.

2.- Se organiza geográficamente: esta es una característica demasiado útil porque aunque Facebook da por hecho que quieres conocer ofertas de los vendedores más cercanos a ti, no te limita. Si por alguna razón deseas adquirir algún producto o servicio en otras latitudes, lo único que debes hacer es cambiar la ubicación en los campos de búsqueda al sitio desde el cual quieres comparar, averiguar precios o conocer el mercado.

3.- Es gratuito: si decides comprar algo a través de esa vía solo tienes que comunicarte con el vendedor y acordar la forma de pago. Pueden verse en un punto neutral de la ciudad para hacer el intercambio o realizar la transacción de forma electrónica. Eso ya es elección de las partes, lo que sí necesitas saber es que no se cobra comisión por las compras y/o ventas realizadas.

Es decir, si tú eres el vendedor, tampoco se te cobrará comisión cuando una venta resulte efectiva, lo que es una gran ventaja sobre otras plataformas como Mercado Libre, por ejemplo.

4.- Tiene muchas opciones automatizadas: algo bastante interesante del Marketplace de Facebook es que para comunicarte con el vendedor tienes mensajes automatizados sobre los cuales solo necesitas hacer clic, lo que te permite pedir información sin demasiado esfuerzo. Esto también es algo bueno para los vendedores porque les da más facilidades a sus posibles clientes.

En caso de realices una publicación vendiendo algo y muchas personas estén interesadas en adquirir el producto pero tu concretes la venta con la primera, no deberás responder posteriormente a cada quien. Solamente deberás ingresar a tu anuncio, actualizar la información del ítem como “vendido” y automáticamente se enviará una notificación a todas las personas interesadas de que el producto ya no está disponible.

Así como esa hay otras características bastante interesantes para que se puedan facilitar las transacciones compra-venta.

5.- Hay mucha oferta: más de 400 millones de usuarios han utilizado esta función de Facebook y cada vez más personas lo están descubriendo por lo que hacen más amplio el mercado. Asimismo, en el Marketplace puedes encontrar desde productos nuevos hasta usados por muy buenos precios, así que es una buena opción si quieres ahorrar algo de dinero o ganar algo al usar la plataforma para vender.

Pero como no todo es perfecto, también nombraremos un par de desventajas a las que debes prestar atención:

1.- Nadie regula a los vendedores: por esto debes ser tú mismo quien se cuide de las estafas. Como muchas personas ofrecen productos de segunda mano, es preferible que te asegures de las condiciones de los productos que vas a comprar antes de pagar por ellos.

2.- Tienes que renovar los anuncios: los anuncios que publicas en el Marketplace de Facebook tienen una caducidad, por lo que debes estar al pendiente de renovarlos/ crear uno nuevo si tu producto no se ha vendido o si lo que ofreces es un servicio permanente.

Si te agrada el tema de la venta a través de Facebook, puedes ampliar mucho más la información haciendo clic aquí para leer el artículo de Gananci.