Cuando nos decidimos a realizar el diseño de la web para nuestra empresa solemos fijarnos en la parte estética o el contenido, sin duda ambos puntos muy importantes, pero cometemos el error de olvidarnos de algo tan importante como lo anterior, el hosting.

hosting

Empecemos por explicar que es el hosting, también conocido como alojamiento, es el espacio que tenemos en Internet para almacenar nuestra web, correos electrónicos, archivos… Este servicio lo proporcionan empresas especializadas que cuentan con servidores, normalmente estas compañías nos proporcionan servicios adicionales como pueden ser certificados de seguridad, bases de datos, CDN

A la hora de escoger la empresa proveedora de nuestro hosting hay ciertas aspectos que debemos tener en cuenta, lo primero es importante saber donde se encuentra físicamente el servidor de la empresa, atendiendo a la ubicación del mismo deberemos tener en cuenta ciertas condiciones legales, por ello lo mejor es que se encuentre en España de modo que muchos de los trámites burocráticos se verán simplificados, como por ejemplo la LGPD.

Otro aspecto importante es que el servicio técnico de la empresa de hosting tenga atención 24/7. Una de las ventajas del mundo online es que tienes la posibilidad de estar presente 24 horas 365 días al año, por eso el alojamiento de nuestra web debe darnos un soporte en el momento que surja la incidencia para resolverla a la mayor brevedad posible.

atención al cliente

Por supuesto, la atención tanto técnica como administrativa debe ser en un idioma en el que nos expresemos con soltura, esto nos facilitará tanto a la hora de trasladar nuestras inquietudes como a la hora de comprender la respuesta que nos trasladen.

Estos son solo las principales características que has de tener en cuenta, por supuesto cada empresa tendrá además una serie de servicios adicionales que encajaran o no con las características de tu web y por tanto te podrán ayudar a decidirte.

Si te decantas por contratar el diseño de tu web a una empresa externa, es probable que el hosting no lo puedas escoger directamente porque cada diseñador trabaja con su propio proveedor, pero si conviene que te informes sobre cual es el lugar donde se aloja tu web, por un lado porque debes tenerlo en cuenta de cara a tramites burocráticos que debas realizar, y por otro porque esto puede marcar la diferencia entre un diseñador web y otro de cara al servicio post venta que puedas recibir.

Así que ya sabes, escoge bien tu proveedor de hosting,

eso te facilitará mucho las cosas en el futuro.