Es bien sabido que las historias funcionan muy bien para conectar emocionalmente con el público. Pueden y debe (si es buena) llegar hasta generar empatía. Es por eso que un buen storytelling te puede ayudar a crear interacción (o engagement) entre tu marca y tus clientes.

 

Como toda empresa tiene algo que contar, el storytelling lleva ya unos años siendo muy importante en su estrategia de marketing. Hay empresas que han conseguido convertirse en “virales” con su historia. Aquí tienes unos trucos psicológicos para llegar a tus clientes según Gananci.

storytelling

Pero, aunque ya lleve esto unos años, aún no está del todo explotado y hay empresas que no saben como dar un buen uso y crear una “historia contada” efectiva. Y por eso, te explicamos como poder conseguirlo:

 

  • Define a las personas a las que quieres llegar: Es más importante interesarte por tu audiencia que parecer interesante. Si te decidas a conocer a tu mercado, saber que piensan, que necesitan… será más fácil llegar a ellos. Con esto conseguirás empatizar con ellos y captarás su atención.

 

  • Elige el tema: El tema es también muy importante. Intenta tocar un tema que toque la fibra: amor y odio, llegada y partida, el bien o el mal y relacionados. Es una forma moderna (vídeo) de marketing de contenido.

 

  • No se trata de un producto o un servicio, sino de una emoción: Una vez tengas tu público y tu tema, debes crear la emoción. Tu storytelling tiene un objetivo o debe tenerlo y este objetivo se tiene que conseguir creando emociones.

 

  • Planteamiento, nudo y desenlace: Como toda historia, debe contar con un principio, un nudo y un final. Aunque a veces no importa el orden de estos. Aunque de los tres, es más importante es el planteamiento. Este debe captar la atención, intriga, el suspense o la curiosidad. Sin esto, no se engancharán y no querrán o no les interesará saber el final.

 

  • Define personajes: Los personajes deben ser elegidos cautelosamente. Estos son los que se emocionan o los que sufren y, por ende, los que crean el vínculo con la audiencia.

 

  • Sencillo y “gracioso”: Como dicen los americanos, “the simple, the best” (lo simple, lo mejor). Es por ello que mientras más claro y sencillo sea el mensaje, mejor. Y si usas un toque de humo, sin abusar, el mensaje quedará más fácilmente en la mente de tu audiencia.

 

  • Elige el escenario: Con esto parte con ventaja a veces las empresas pequeñas. Mientras más humana te muestres y mas real y cercana, mejor. A veces llega más una simple foto de una persona normal usando tu producto, que una modelo espectacular.

 

  • Detalles: Los detalles son los que se quedan en la mente de tu audiencia. Mientras más auténticos y originales, mejor.

 

No es lo mismo decir “van dos coches por la carretera y a los 5 kilómetros se pararon” que “van dos coches por la carretera. Uno de ellos es un Ferrari rojo y otro un Porche blanco. Van cruzando el amplio desierto americano y a los 5 kilómetros deciden pararse”.

 

  • No cuentes todo: Deja las escenas “sin terminar”. Crearás mayor interés, emoción y suspense si dejas una escena sin el toque final. Por ejemplo no es lo mismo ver una pareja apunto de besarse, que dos personas besándose.

 

La pareja que está apunto de besarse parece os dejará con la imaginación abierta y puedes crear tu final.

 

  • Invita a la acción: Uno de los grandes errores de los storytelling. No terminan invitando a la acción a su audiencia. En el momento de la emoción más fuerte, debes dejar ver tu objetivo.

 

Si tu objetivo es vender, pon una llamada de acción contundente. Si tu objetivo es posicionar tu marca, que tu marca salga en el momento cúspide de la emoción.

Si todo los puntos anteriores han ido bien, debes conseguir interacción entre la audiencia. Hoy en día tu storytelling debe tener las puertas abiertas para continuar en redes sociales, Whatsapp, códigos QR, etc.

 

Al cumplir todos estos requisitos, tu historia fue contada, captada, visualizada, grabada en la mente, interactuada y difundida. ¿Qué más puedes pedir?

Edith Gómez

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben