Al tener un negocio debemos prestar atención a diferentes elementos para que todo fluya bien. Es necesario ser multitasking y tener la habilidad de supervisar cada uno de los aspectos que son importantes para el bien del negocio. Claro que podemos contratar a personas que hagan muchas cosas por nosotros, pero al principio cuando eso está fuera de nuestro presupuesto y también después, se requieren ciertos conocimientos en todos los temas para poder estar al tanto de lo que ocurre.

Si aun no tienes un negocio pero tienes en mente crear tu propia tienda online, sigue estos pasos de Gananci para que puedas lograrlo de manera sencilla y eficaz con las herramientas que se te ofrecen, pero si ya tienes uno ya sea virtual o tradicional, lo más probable es que sepas la importancia del marketing en el mismo.

El marketing está definido por el diccionario de la Real Academia Española como el conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda. Es decir, las marcas usan estrategias de marketing para lograr que sus productos se vendan más y mejor.

Con el paso del tiempo, el marketing ha evolucionado -como todo a nuestro alrededor- y eso es lo que ha hecho que existan diferentes tipos. A continuación, conocerás algunos y podrás evaluar cuáles son los que mejor se pueden aplicar a tu negocio/marca para que no quedes en el aire cuando estés hablando con los expertos que estén ideando tu estrategia, sino que puedas participar en la conversación y comprender los términos:

– Marketing de proximidad: las maneras de utilizarlo son basándose en la geolocalización de tus posibles clientes. Por ejemplo, cuando alguien se aproxima a tu negocio le pueden llegar notificaciones acerca de tus ofertas y productos directamente a su celular. No necesariamente tiene que ser con el fin de vender (aunque todos los tipos de marketing apuntan a eso de una manera u otra) también puedes usarlo para dar la bienvenida y hacerte notar, por ejemplo.

Inbound Marketing: este es un método, también conocido como marketing de atracción en el que convergen técnicas de marketing y de publicidad que no son intrusivas, se realiza con el objetivo de conectar con un usuario cuando este apenas está comenzando su proceso de compra. En ese momento, con la ayuda de contenido adecuado para su perfil, se le acompaña hasta la etapa final de su transacción, para que esta sea una experiencia amigable y que definitivamente quiera repetir.

Outbound Marketing: es lo contrario del método anterior, ya que este no trata de utilizar estrategias sutiles. Sus métodos son mucho más directos, normalmente interrumpen aparecen en la rutina de los consumidores de manera inesperada y unidireccional.

Algunos ejemplos de este tipo de marketing, son los comerciales de televisión, los grandes anuncios en las ciudades, las ventanas publicitarias que emergen en las páginas web, entre muchísimos otros. Al ser el antónimo del Inbound Marketing, normalmente se combinan estrategias de ambos mundos para lograr una campaña efectiva.

– Marketing Digital: estas son todas las estrategias que se llevan a cabo de manera digital, como su nombre lo dice. Incluye campañas de e-mail marketing, SEO, SEM, entre muchos otros tipos que se derivan de este tipo de marketing que en la actualidad ha agarrado tanta fuerza que es uno de los más usados por agencias y clientes de todo el mundo.

– Marketing de Contenidos: según un artículo de la revista Forbes México, este tipo de marketing se refiere a un conjunto de estrategias que van orientadas a buscar, desarrollar y entregar contenidos a los usuarios y seguidores de una marca con el fin no solo de generar tráfico, sino de crear empatía y discusiones alrededor de las propuestas de la marca.

El marketing de contenidos es una estrategia donde no se habla directamente acerca de la marca, sino de temas de interés para el target de la misma. Este contenido debe ser de calidad, ya que es una de las maneras más efectivas de atraer y fidelizar a la audiencia.

– Marketing Relacional: lo conforman un conjunto de técnicas que se llevan a cabo para formar relaciones bidireccionalmente satisfactorias y a largo plazo con los distintos involucrados, entre ellos los clientes, los proveedores, distribuidores, entre otros. Esto se realiza con el objetivo final de fidelizarles y que la relación se mantenga por el mayor tiempo posible.

El marketing de relaciones busca estrechar los lazos entre las personas que participan en el proceso compra-venta desde sus raíces.

– Marketing Directo: este fue uno de los primeros que existió y hoy en día sigue vivo ya que muchas empresas lo siguen usando. Entre sus técnicas podemos nombrar el telemarketing, los stands de marcas en eventos/supermercados, las ventas realizadas a domicilio y muchas más que van directamente al objetivo sin rodeos.

– Social Media Marketing: por último, pero no menos importante, esta es otro de los tipos de marketing que hoy en día están más en boga, debido a la penetración que tienen las redes sociales a nivel mundial. El informe anual Digital in 2018 creado por We Are Social y Hootsuite indica que aproximadamente 3.196 mil millones de personas usan las RRSS, lo que significa una penetración del 42% en la población global.

Solo estas impresionantes cifras son razones suficientes para poner en práctica distintas estrategias en las redes sociales, ya que el potencial que pueden tener tanto para promoción, ventas, posicionamiento y fidelización se pierde de vista.

Si todavía tu negocio no está presente en la 2.0, no es tarde, todavía estás a tiempo de integrarlo y disfrutar de los beneficios que las redes sociales pueden darte. Para hacerte más fácil la introducción, sigue estos pasos para elegir la mejor red social para tu negocio.

Edith Gómez

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben